Día 9. Sentadilla del Corredor + Alcance Anterior
El entrenamiento con cargas produce en el organismo del corredor una curiosa reacción de rechazo. Irritación de nariz, estornudos excesivos, ojos muy llorosos; hay muchísimas señales.  Aunque los tiempos cambian, todavía son pocos los atletas libres de esta alergia; ¡ el corredor de fondo huye despavorido de las pesas ! Eso no va conmigo dice el corredor no quiero músculos, además para que entrenar las piernas si ya corro …

¿Te gustaría reducir el riesgo de lesiones? ¿ Quieres una musculatura equilibrada, capaz de mantener una correcta alineación articular y soportar con eficiencia las exigencias de la carrera?  Ahora que tengo tu atención, voy a presentarte el ejercicio de hoy. Imagínate lo bueno que es este movimiento, que hasta le he puesto tu nombre: sentadilla “del corredor”.  No te preocupes que no vamos a utilizar ninguna máquina extraña, ninguna pesa; con tu propio peso corporal nos basta.


Comienza el ejercicio equilibrándote sobre una pierna.  A propósito, ¿ sabes que durante la carrera no hay ningún momento donde apoyes los dos pies? Esta posición debería de ser muy familiar y “cómoda” para ti … ¡ Libera y entrena tus pies! Te aconsejo que practiques el ejercicio descalzo. Ahora es momento de realizar la sentadilla: siéntate hacia atrás, primero cadera y luego rodilla.  Como nos interesa aumentar la tensión sobre los extensores glúteo e isquiotibial, vas a tratar de tocar un cono situado delante de ti (aumenta gradualmente la distancia).  El tronco se inclina incrementando el momento de flexión con respecto a la cadera. Más aun, si observas el video, el estiramiento del glúteo izquierdo ( pierna en carga) se acompaña de un estiramiento del dorsal contrario; “dos amigos” musculares que forman la cadena diagonal posterior.   Las extremidades que “aparentemente” no actúan (ni realizan la sentadilla ni se estiran para alcanzar el cono) también deben de participar moviéndose de manera recíproca o contraria a la pierna y el brazo que participan directamente en el ejercicio. Esto se parece mucho a correr, ¿verdad? Desciende de manera controlada manteniendo una correcta alineación y luego, ¡PUM! ¡Arriba, quiero potencia!



4 comentarios:

La Gazza Ladra dijo...

Interesante, pero yo había leído que durante las sentadillas era recomendable que la rodilla no sobrepasara el plano vertical de la parte delantera de pie (dedos)... ¿cierto?

Salud!

Anónimo dijo...

En ningun momento la rodilla izquierda pasa la punta del mismo pie, con lo cual tecnicamente la ejecucion es impecable, cosa que para un corredor no creo que sea asi, seguro que generara mas estres en su rodilla que en el ejercicio de la foto, por ma misma inercia que genera la velocidad de su propia carrera. saludos Melisa

bleuge* dijo...

Creo que Héctor ya habló en su día precisamente de eso,

sobrepasaremos la rodilla de la vertical famosa, si nuestra estructura nos insta a hacerlo, no todas las personas tenemos el mismo cuerpo...

pero mejor que desarrolle la idea Héctor que es el profesional :)

Charly dijo...

Buenos días
Escribo en esta entrada por que es la última que hay.
No soy profesional del sector pero llevo mucho años haciendo ejercicio, la verdad es que hasta hace unos meses no me había parado a pensar lo que hacía, sólo hacía lo que me decían, ahora tengo la inquietud de saber por qué lo hago y si lo podría hacer de otra forma. Este blog es espectacular para ello. Cierto es que se me escapan muchos términos demasiado profesionales para mí, pero entiendo prácticamente todo lo que leo.
Como propuesta, podrías desarrollar algo sobre los movimientos rotacionales? hay muy poca literatura sobre ellos y me parecen muy interesantes y dados de lado.
Ya estoy suscrito al blog así que estaremos en contacto.
Un saludo.